Los entrenadores de Olimpiadas Especiales van aún más lejos y ayudan a los atletas con y sin discapacidad intelectual a encontrar sus propias fortalezas y habilidades. También les muestran cómo construir sobre los puntos fuertes y mejorar cada día. Las habilidades y la confianza que un atleta aprende a través del deporte tienen un efecto a largo plazo y duradero.

Nuestros entrenadores enseñan las habilidades y el espíritu que definen a un verdadero atleta.