Olimpiadas Especiales es fundada con las creencias de que las personas con discapacidad intelectual pueden, con instrucción apropiada y estímulo, aprender, disfrutar y beneficiarse de la participación en deportes individuales y de equipos.

Olimpiadas Especiales cree que el entrenamiento consistente es esencial para el desarrollo de las habilidades deportivas, y la competición entre los de habilidades iguales es la manera más apropiada de examinar estas habilidades, midiendo el progreso y proporcionando incentivos para el crecimiento personal.

Olimpiadas Especiales cree que a través del entrenamiento deportivo y la competición, las personas con discapacidad intelectual se beneficianfísicamente, mentalmente, socialmente y espiritualmente; las familias se fortalecen, y también la comunidad, ambos a través de la participación y observación, está unida en la comprensión de las personas con discapacidad intelectual en un medio ambiente de igualdad, respeto y aceptación.

A través del poder del deporte, Olimpiadas Especiales se esfuerza por crear un mundo mejor, por medio de la aceptación e inclusión de todas las personas.